RSS

El ser de la Humanidad de Jesús


De Margarita

“Gracias por sus explicaciones, qué tema tan importante éste de la personalidad.  Es verdad que uno oye frases como ésta: “a fulanita le falta personalidad”, pero en realidad creo que nadie comprende lo que esa frase significa.  Me puse a pensar en la definición que usted me dio; me puse a hacer aplicaciones a mí misma: si la personalidad es la proyección dinámica de lo que yo soy, tengo que ser primero para proyectarme después.  Volví a leer la parábola del banquete y comprendí: si soy sirvienta, serviré; si soy hija respetaré; si soy amiga, agradaré, pero si soy esposa, me entregaré.  Me puse a pensar que son cuatro actitudes pero que son como un proceso: servicio, reverencia, amistad, entrega… creo que apenas estoy comenzando y por lo pronto mi actitud es la de quien sirve.

Perdóneme la tontería que voy a decirle: el otro día ví con interés una telenovela en la que un Señor rico se enamoró de la empleada de su casa y terminó por casarse con ella, pienso que es lo que Jesús quiere conmigo, perdóneme el borrón… no pude contener las lágrimas al pensar en esta realidad.  Jesús quiere que yo sea su esposa… es esto posible? Es enloquecedor!  Pídale a Jesús no pierda yo esta oportunidad.

Margarita

 

A Margarita

Verdaderamente la acción del Espíritu Santo es desconcertante, ya ves como te ha dado luces para entender esa página del evangelio.  Te confieso que a mí no se me hubiera ocurrido pensar en que la parábola del banquete enseñara no solo la actitud de las personas que en ella aparecen, sino un proceso de unión con Jesús.  Pero a mi también se ha ocurrido una reflexión: en la parábola aparecen los criados, los amigos y los hijos, pero no la esposa, en cambio su acción se manifiesta y el amor por el esposo es lo que hace que todo esté listo.  El proceso de entrega hace que la labor de los sirvientes aparezca más que la de la esposa.  Qué admirable lección.  Mientras más se ama, menos se aparece.  ¿Quién ha amado más a Jesús que María?; y sin embargo ¡cómo se oculta en las páginas del Evangelio; aunque su presencia se siente!

Continuemos con la transcripción del libro que nos va aclarando las cosas:

EL SER DE LA HUMANIDAD DE JESÚS

“De manera tan absoluta posee el Verbo esa humanidad y a su vez qué donación tan plena la que la humanidad hace de sí misma y que relación de amor hacia el Verbo.  Entre la humanidad y el Verbo hay una perfecta e incesante comunidad de pensamientos, sentimientos, voluntad y acción.  Toda su vida, toda su actividad está consagrada a la gloria del Verbo, El es su vida, Es Verdad: del Verbo ha recibido la vida, la existencia, los dones más sublimes, en cambio ella se entrega toda, tanto su propio ser como sus operaciones.  Lo que Jesús dice al Padre de su vida de Verbo, guardadas las proporciones, su santa humanidad lo dice en relación con el Verbo: “mi doctrina no es mía sino del que me envió… Yo obro como él quiere que lo haga (Jn. 7,16;5,30).

Margarita:  como el pensamiento es tan profundo, prefiero transcribirte pasajes pequeños para que reflexiones como sueles hacerlo.

Afectísimo en Cristo,

PAFER

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: